Chiapas: Sobreexplotación de materiales pétreos en San Cristóbal de Las Casas

junio 13, 2017

El 9 de junio, el periódico La Jornada publicó un artículo sobre la “extracción, desde hace más de siete décadas, de 38 millones 278 mil 975 metros cúbicos de materiales pétreos –equivalentes a 23 millones 924 mil 359 toneladas– de 52 bancos de arena y grava de cerros del oriente de San Cristóbal de las Casas”.

El investigador del Colegio de la Frontera Sur, Miguel Ángel Vázquez Sánchez confirmó en una entrevista quela sobreexplotación de los bancos de arena y grava en esta ciudad desde 1940 ha provocado que las formaciones geológicas queden expuestas y se produzcan procesos graves de erosión.” y es tan grave que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declinó declarar San Cristóbal patrimonio de la humanidad.

Desde ese entonces la demanda de materiales aumentó y el municipio avaló la apertura de numerosos yacimientos a empresas que explotan grandes superficies con maquinaria y camiones de carga, así como a familias de escasos recursos tecnológicos, según el investigador.

Hoy en día son muchos sitios explotados por las noches, sin respetar leyes de equilibrio ecológico; el material es trasladado a diversas partes del estado e inclusive a otras entidades del sur del país, por su buena calidad, confirma el ambientalista independiente Alejandro Ruiz Guzmán:Son decenas de hectáreas deforestadas, sobrexplotación que impide la recarga de mantos freáticos e impacta humedales y manantiales, como El Navajuelo y La Kist, que se abastecen de aguas superficiales; al no haber recargas suficientes, se presentan problemas de contaminación en zonas cercanas a los bancos de arena, generalmente habitadas, donde se dispersa el polvo.

Al final afirmó la directora de Medio Ambiente y Recursos Naturales del ayuntamiento de San Cristóbal, Gabriela Velázquez Gamboa, que urge que la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural (Semahn) de Chiapas clausure los bancos de arena por haberse rebasado el límite de extracción, porque según ella: “Los cerros han sido horadados en forma tremenda. El problema es que la Semahn, que da los permisos, no ha hecho un padrón formal y ahora es un gran problema social, porque las colonias Salsipudes, Las Comaleras y Las Peras viven de la extracción a pico y pala, y no tanto los dueños de los predios, sino la gente que encontró un modo de vida en la extracción de materiales”.

Para más información:

Daño irreversible por sobrexplotación de materiales pétreos en San Cristóbal (La Jornada, a 9 de junio de 2017)

¡ALTO A LA DESTRUCCIÓN DE LAS MONTAÑAS DE SALSIPUEDES EN SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS! (Otros Mundos, a 19 de agosto de 2010)

Para más información de Sipaz:

Chiapas : Manifestación por el cancelamiento de la concesión a Femsa-Coca-Cola en San Cristóbal de las Casas

Anuncios

Chiapas: último comunicado del preso Alberto Patishtán Gómez, y cobertura por La Jornada

julio 13, 2010

https://i2.wp.com/www.sipaz.org/imagral/Alberto-Pakistan.jpg

El 5 de julio el preso  Alberto Patishtán Gómez, adherente de la Otra Campaña encarcelado por 10 años que actualmente se encuentra detenido en el Hospital Vida Mejor en Tuxtla Gutiérrez, emitió una carta pública  en la que denunció que “[d]ecir la  verdad y defender el derecho del prójimo y de todo reclamo social, en México y sus estados  sigue siendo un delito”. En dicha carta, Patishtán Gómez señaló su experiencia ha sido que las “autoridades institucionales” sentencian a los y las mexicanas “por muchos años y [les obligan] a cumplir  de un lugar a otro arbitrariamente”. Se refiere a su propia experiencia  “en este cautiverio  del hospital” donde ya ha permanecido “por casi 6 meses aislado de todo”.  Añadió que durante su estancia en el hospital ha empeorado su situación de salud, y exigió poder volver al penal No. 5  de San Cristóbal de Las Casas así como su libertad inmediata.

LLamativamente y en contraste, el sábado 10 de julio, el diario capitalino La Jornada publicóun artículo sin firmar sobre la situación actual de Patishtán Gómez.  Supuestamente refiriéndose al comunicado de Patishtán del 5 de julio, el artículo erróneamente afirmó que Patishtán había rechazado “que permane[ce] secuestrado en el Hospital Vida Mejor”, y “aseguró [él] que ha recibido adecuada atención médica por parte del gobierno de Chiapas.”

Para más información:

Denuncia de Alberto Patishtán, 5 de julio (Chiapas Denuncia)

Alberto Patishtán reconoce que ha recibido “la mejor atención médica” (La Jornada, 10 de julio)

Para más informacion de SIPAZ:

Chiapas: desatención médica en caso de Alberto Patishtán (25 de marzo de 2010)

Chiapas: Entrega del reconocimiento JTatic Samuel JCanan Lum a Alberto Patishtan (30 de enero de 2010)


Memoria y represión marcan el 91º aniversario del asesinato de Emiliano Zapata

abril 15, 2010

Movilizaciones y acciones se llevaron a cabo el sábado 10 de abril en el marco de la conmemoración del asesinato de Emiliano Zapata, general del Ejército Libertador del Sur durante la Revolución Mexicana, quien fue asesinado el 10 de abril de 1919 en Chinameca, Morelos.

Integrantes del Consejo Nacional de Organismos Rurales y Pesqueros llegaron al Zócalo del Distrito Federal por la tarde del día 10, concluyendo  de este modo la Marcha Caravana Chiapas-México por la Dignidad y el Respeto de los Pueblos, que se inició el primero del mes en Tuxtla Gutiérrez. Llegando al Zócalo, miembros de la marcha exigieron la liberación de los presos políticos  y la implementación de “un nuevo modelo económico, político y social para el país, con políticos honestos y comprometidos con el pueblo.” En particular, las agrupaciones del Consejo demandaron restablecer el derecho constitucional a la propiedad ejidal que se debilitó con las reformas neo-liberales en la última década del siglo XX, así como frenar la criminalización de la protesta social y los asesinatos de periodistas y líderes sociales. Por su parte, el representante Fernando Lima del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) destacó que “en el México de hoy, como en el de hace 100 años, las demandas son las mismas. Las prácticas del porfiriato [es decir, el periodo de la dictadura de Porfirio Díaz, que tuvo lugar anteriormente a la Revolución] son reproducidas por el calderonismo: intenta dominar al pueblo con los militares y los medios de comunicación. Si no hacemos algo, penosamente vamos a llegar a lo mismo que hace una centuria.”

El mismo día por la mañana, integrantes del colectivo de mujeres Tejiendo Resistencia, adherentes a La Otra Campaña convocada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), tenían previsto un evento titulado “Zapata vive en la lucha de los pueblos” en el mismo Zócalo del D.F. Miembros del colectivo denunciaron que la policía capitalina les negó entrar al Zócalo al no haber solicitado los permisos requeridos.  Los participantes en el evento intentaron continuar con el evento, comentándoles a las policías presentes que “no [tenemos] por que pedir permiso para ejercer nuestros derechos políticos y sociales.” El enfrentamiento continuó, según las mujeres de Tejiendo Resistencia, con golpes y jaloneos por parte de la policía en contra de ellas.  Denunciaron también que la policia intentó detener a un integrante del Colectivo de Abogados Zapatistas (CAZ).

Paralelamente, se realizaron manifestaciones en los estados de Michoacan, Guanajuato, Chiapas, y Oaxaca, tanto como conmemoraciones en Suiza y Francia. En Francia, los participantes destacaron que “Cien años después [de la Revolución], ¡nada ha cambiado! El dinero y la arrogancia del poder continúan gobernando México y para satisfacer al capital internacional, los logros revolucionarios de a principios de siglo se desmantelaron […]. La reforma agraria es oficialmente abandonada y la tierra se vuelve un bien vendible. El Estado mexicano continua persiguiendo a los rebeldes. La corrupción y el clientelismo gangrenan toda la vida política.”

En cuanto a la conmemoración en Chiapas, se realizó un bloqueo de la autopista San Cristóbal-Tuxtla Gutiérrez por parte de integrantes del Movimiento Campesino Regional Independiente (MOCRI) exigiendo la liberación de su compañero Francisco Jiménez Pablo, detenido en el D.F. por elementos de la Procuraduría General de la República.  Por su parte, la Organización Proletaria Emiliano Zapata (OPEZ) llevó a cabo un bloqueo de la carretera San Cristóbal-Comitán en protesta de la subida de los precios de los combustibles.  En Oaxaca de Juárez, integrantes de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos (APPO) realizaron una manifestación cerca de la estatua de Zapata.

Por otro lado, Imelda y Lucrecia Zapata Espinosa, nietas del general Zapata, lamentaron durante una manifestación que se dio en la Plaza Revolución de Cuautla, Morelos—donde se ubican los restos de Zapata—que todavía no se habían realizado los ideales de la Revolución Mexicana, comentando que “ahora pocos tienen sus tierras, otros no tienen ni dónde sembrar, y peor aún, ni dinero para ello, menos para comprar los alimentos del día, y el gobierno no nos ayuda en nada.” Por su parte, Imelda enfatizó que, debido a la realidad que enfrentan los pueblos mexicanos hoy en día, no había para festejar el presente, aunque sea el centenario de la Revolución y el bicentario de la Independencia.

El mismo día se publicó un editorial en La Jornada en el que los editores del periódico enfatizaron que el aniversario se daba en “una situación de desastre en el campo mexicano.” Destacaron que los 18 años que han pasado desde el inicio de la “contrareforma” que promovió el entonces-presidente Carlos Salinas de Gortari en preparación del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) han visto “la profundización del abandono del campo y el empeoramiento de las condiciones de vida de sus habitantes; el desmantelamiento de los apoyos estatales a la pequeña producción y al consumo interno de alimentos, y la concentración de las partidas presupuestarias destinadas al sector agrícola en un reducido grupo de grandes exportadores.” El resultado, dicen los editores, ha sido “[la] destrucción del tejido social en general.”

Por su lado el presidente Felipe Calderón visitó a Chinameca, lugar del asesinato. Allí, inició su ponencia diciendo que “los principios, los valores, los ideales y el legado de Zapata siguen vigentes y deben ser la tarea a seguir para todos los mexicanos.” Notando que “es hora de cambiar a fondo,” enfatizó Calderón que “[l]a mejor manera de honrar la memoria de Emiliano Zapata” sería “pasar de la lógica de los cambios posibles a la lógica de los cambios profundos y necesarios.” También dijo que “[a]l grito de Tierra y Libertad se alzó en armas contra la arbitrariedad y la injusticia, contra el atropello de derechos y la desigualdad social”. Eso se podría contrastar con lo que dijo Martín Negrete Rodríguez, dirigente de la Unión Campesina Obrero Popular Independiente en Irapuato, Guanajuato, en el marco del aniversario en Irapuato: la situación social del pueblo mexicano en general podría dar luz a una revolución nueva.

Para más información:

Grupos campesinos y indígenas demandan nuevo model ecónomico, político y social (La Jornada, 11 de abril)

Hostigamiento y represión contra el acto en el Zócalo del 10 de abril (Enlace Zapatista, 13 de abril)

Conmemorando el 10 de abril en París y Berna, Suiza (Enlace Zapatista, 11 de abril)

Los ideales de la Revolución no se han cumplido, lamentan nietas de Zapata (La Jornada, 11 de abril)

Emiliano Zapata y la ruina del campo (La Jornada, 10 de abril)

El Presidente Calderón en la Ceremonia Cívica Conmemorativa al XCI Aniversario de la Muerte del Gral. Emiliano Zapata Salazar (discurso, 10 de abril)