Nacional / Guerrero : Humillan a padres y madres de los 43 en la Basílica de Guadalupe

003n1pol-1

Peregrinación a 27 meses de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa Foto@: La Jornada Jair Cabrera

El 26 de diciembre, a 27 meses de la desaparición forzada de los jóvenes, se concluyó la Caravana por la Memoria y la Esperanza que había empezado 7 días antes en la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero. Para la actividad de clausura, los padres y madres, diversas agrupaciones solidarias, estudiantes normalistas y ministros de varias denominaciones religiosas iniciaron una peregrinación desde la glorieta de Peralvillo hacia el templo mariano de la Basílica de Guadalupe, donde el obispo de Saltillo, Raúl Vera, y el arzobispo electo de Morelia oficiaron una misa en memoria de los jóvenes.

Cuando el contingente, de alrededor de 500 personas, llegó al atrio de la Basílica, se les fue negado el acceso a la nave central. El coordinador de seguridad del templo no permitió tampoco que los obispos fueran a encontrarlos en la entrada.

Los papas fueron relegados en una de las capillas que se ubica en la parte alta del santuario donde ni se percibía la misa y se les prohibieron que tomaran vídeo y fotografías. Los guardias del templo impidieron la entrada de los periodistas y de las organizaciones que los acompañaban. « No solo los guardias de la basílica, eran los que daban órdenes, también lo hacían dos policías federales que iban protegidos con chalecos antibalas. Uno de ellos se encargaba de registrar imágenes de los padres y madres en su celular y el otro a dar órdenes de que guardaran sus aparatos. En lugar de que se diera un ambiente de oración, los policías llegaron a perturbar esta atmósfera de recogimiento. Fue una misa tensa por el trato humillante de las autoridades de la Basílica hacia los padres de Ayotzinapa.» .

Al terminar la misa, los obispos se acercaron de los padres y madres con fin de darles su bendición y su abrazo fraterno. Les animaron para seguir su lucha y no perder la esperanza de dar con el paradero de sus hijos. El arzobispo de Morelia recordó que “la tragedia de Iguala ha dejado una profunda huella en el estado de Guerrero, y en todo el país, más aún en el mundo entero. Primeramente por lo trágico de la desaparición de los 43, por el dolor y la angustia que han dejado en sus familiares y amigos, pero también porque han dejado entrever la fragilidad de nuestras estructuras en el tema de seguridad.

Para más información :
Los mercaderes del templo (Centre de derechos humanos de la Montaña Tlachinollan, a 4 de enero de 2017)
Marginan a padres de los 43 en la Basílica de Guadalupe (La jornada, 27 de diciembre de 2016)

Desdén en la Basílica hacia padres de los 43 (La jornada, 27 de diciembre de 2016)

Para más información de Sipaz:
Nacional: Ayotzinapa, dos años de desasosiego, dolor e impunidad (30 de septiembre de 2016)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: